fbpx

Si dijera que hay personas a las que les da absolutamente igual lo que piensen de ellas, estaría mintiendo. A no ser que seas un monje y vivas tú solo en lo alto de una montaña, lo más seguro es que te afecte en cierto grado lo que tu gente cercana pueda pensar o decir sobre ti.

La diferencia radica en cómo nos enfrentamos a las opiniones ajenas. Si el qué dirán no te quita el sueño y le das más importancia a tu propio criterio, todo está bien, el problema viene cuando lo que otros puedan opinar de ti te produce ansiedad, obsesión y una angustia constante.

Si este es tu caso, presta atención a las siguientes claves para liberarte de la opinión de los demás:

  1. No decir“sí” cuando quieres decir “no”.
  2. Dar tu opinión aunque te de miedo.
  3. Ser más espontáneo. Te ayudará a perderle miedo a hacer el ridículo y a ser más tu mismo.
  4. Dejar de presumir de lo que tienes. Si un día perdieras todo esto, ¿qué quedaría? Trabajar en uno mismo es una de las mejores inversiones a largo plazo.
  5. Dejar de adular constantemente a los demás a cambio de aprobación.
  6. Tener tu propio criterio.
  7. Dejar de compararse con los demás y de querer ser como el de al lado.
  8. Hacer algo que te de miedo cada día. Esto reforzará tu confianza personal.
  9. Cuando sabes quién eres, lo que digan o no los demás te dará cada vez más igual.
  10. Aceptar que seas tú mismo o no lo seas, SIEMPRE habrá un 50% de personas a las que les gustes y un 50% a las que no.

Cada vez que no eres tú por miedo al que dirán, te disfrazas y rechazas la persona que realmente eres ipso facto. No hay mayor veneno para tu autoestima y confianza personal.