fbpx

Kim Kardashian incendia las redes sociales. Pero, ¿qué ha hecho esta vez para despertar tanta polémica? Lo que, desde mi punto de vista y el de miles de personas, es la nueva tontería del año. Promocionar piruletas milagrosas que te quitan el hambre y, como resultado, te ayudan a adelgazar.

Flat Tummy Co ha lanzado hace poco un producto nuevo. Piruletas que suprimen el apetito y te ayudan a controlar las ansias por comer. ¿Cómo se supone que funcionan? A través del satiereal, ingrediente extraído del azafrán que, según estudios clínicos, es un saciante natural.

¿Qué prometen estás milagrosas piruletas de las que Kim Kardashian tanto habla?

Adelgazar. Tomando 1-2 piruletas al día se supone que mantendrás tu apetito bajo control. Te dicen que cada vez que tengas hambre, tomes una. Así, no tendrás hambre y te ayudará a aguantar hasta la hora de comer. JAJAJAJAJA. Sin comentarios. ¿También reduce los niveles de ansiedad? ¿Ayuda a solucionar los problemas emocionales que hacen que algunas personas coman en exceso? ¿Te aporta todos los nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita? ¿Te da energía para empezar el día a tope? Desde luego, esta es la nueva gilipo**ez del año, con todos mis respetos.

Volviendo a Kim Kardashian. ¿Por qué ha desatado tanta polémica?

Porque el hecho de que Kim aconseje a sus más de 100 millones de fans que consuman estas piruletas para adelgazar, no es el mejor ejemplo principalmente para las jóvenes que la siguen. Aquí entran en juego factores como la nutrición del cuerpo, la autoestima y trastornos de la alimentación entre otros. No hablamos de unas piruletas sin más. Hablamos de algo más. Pero en vez de ser yo la que lo diga, quiero que leáis algunos de los comentarios que la gente ha hecho en las redes sociales. Con los cuales, por cierto, estoy totalmente de acuerdo.

Comentarios en las redes contra Kim Kardashian

«Promocionar algo tan poco saludable como estas piruletas para tus 111 millones de seguidores también es responsabilidad tuya. Al publicar esto, creerán que morir de hambre es guay.»

«Millones de chicas esperan que las guíes con tu ejemplo. Esta no es la manera.»

«Lo peor de todo esto es que, seguramente, le estás mandando el mensaje a tus hijas de que las apariencias y el dinero, como haces tantas veces, son más importantes que la salud física y mental.»

Algunos datos para reflexionar…

Los supresores del apetito, los productos milagro y las dietas que prometen perder peso en tan solo 15 días no son nada nuevo. Los expertos en nutrición y salud no recomiendan recurrir a este tipo de planes de alimentación. Para perder peso, es mejor hacerlo de forma sana, equilibrada y a manos de un experto en nutrición. Este tipo de dietas consiguen que se pierda peso rápido, eso es cierto. Sobre todo al principio. Esto sucede porque el cuerpo «tira» del almacén de energía del músculo, el cual lleva agua, por lo que se pierde masa muscular, no grasa. A la larga, la consecuencia es que el metabolismo se ralentice y que, cuando dejemos la dieta, el cuerpo almacene más energía para la próxima vez que hagamos una dieta de este tipo.

De ahí el efecto yoyó de la mayoría de este tipo de dietas. Además, todo esto puede tener consecuencias serias en la salud. Problemas sobre la función renal, el metabolismo, deficiencia de vitaminas y minerales, caída del cabello, etc.

Repito lo mismo que siempre, por mucho que Kim Kardashian publicite este o aquel producto, o por mucho que nos intenten vender productos milagros, recuerda que no tienes que encajar en ningún canon social para ser aceptado. Tu cuerpo no determina tu valía como ser humano. Da igual que seas de constitución delgada, ancha, baja, alta. Da lo mismo. Eso no te hace ni más valioso, ni mejor persona ni nada que se le parezca.

No tienes que encajar en ningún molde social

En serio, que hay personas que se mueren de hambre. Otras en los huesos que se ven gordas cuyas creencias se ven intensificadas por anuncios como este. Personas que creen que toda su valía reside en su peso o en el aspecto de su cuerpo. Hombres y mujeres que por tener un físico determinado sienten que no encajan en la sociedad. Otras que apenas tienen dinero para alimentar a sus hijos a final de mes. Preocupémonos de hacer de este mundo un sitio mejor, donde nos apoyemos, donde cooperemos los unos con los otros, donde nos aceptemos con nuestras diferencias, donde nos demos cuenta de que todos, y repito, todos, somos igual de valiosos y merecedores de las cosas buenas de la vida. Nadie es más que nadie y nadie es menos que nadie.

Tu cuerpo, tus reglas.

Fuente: nutricionista Elena Navarro y doctora Monereo, coordinadora del Grupo de Trabajo de Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.

Ilustración foto: Sarah Rogers.